Amplifon se hace oír

Por la mesa de negociación de Amplifon/Microson

Pasamos a informaros de todo lo hablado a fecha de hoy en la mesa de negociación.

La empresa Amplifon, a fecha 3 de septiembre de 2019, comunicó que empezaba un proceso de ERE a la empresa Microson. Dentro de las cuatro causas posibles que pueden alegar para iniciar este proceso, se han incluido las técnicas, productivas y organizativas, dejando de lado las económicas.

La empresa alega dentro de las causas técnicas que Microson no es un fabricante competitivo, ya que no está capacitado tecnológicamente para soportar un volumen de unidades suficiente para que la inversión en I+D sea rentable. Argumentan que Microson no está capacitada para luchar en la carrera tecnológica en “recargabilidad” y “conectividad”, que actualmente es la demanda que existe en el mercado, y por eso alegan que estamos entre 4 y 5 años atrasados respecto el resto de fabricantes. Cabe decir que la empresa siempre nos compara con los 5 monstruos del sector, los cuales cuentan con una plantilla inmensamente superior a la nuestra y con unas inversiones de I+D que rondan los 130 millones de euros anuales.

Desde la mesa hemos mostrado nuestra total disconformidad con esas alegaciones, ya que para empezar no se puede hacer una comparación de una plantilla de 138 trabajadores con plantillas superiores a 3000 trabajadores, con unas inversiones astronómicas en I+D con las que Microson no cuenta. Aun así, comparándonos con los 5 fabricantes más grandes del mundo, sostenemos que es mentira que Microson tenga ese desfase tecnológico; según la empresa, necesitaríamos invertir ni más ni menos que 1.000 millones para ponernos al día en dicha carrera).

Sobre las causas productivas, la empresa alega que las ventas de los productos fabricados por Microson han ido cayendo año tras año hasta situarse alrededor del 20 % de unidades vendidas totales sobre la venta global de GAES, por las causas anteriormente comentadas de carácter técnico.

Desde la mesa defendemos que la falta de competitividad no es causa ni motivo de peso para que la empresa ponga trabas a la venta de nuestro producto, ya que los productos que tenemos en el mercado dentro del marco de nuestras prestaciones sí son suficientemente competitivos respecto al resto de gamas del mercado.

Sobre las causas organizativas, la empresa alega que, teniendo en cuenta las dos causas anteriormente comentadas (técnicas y productivas), se ven en la obligación de aplicar medidas organizativas para reajustar el personal necesario para la continuidad de la actividad empresarial por parte de Microson.

Por este motivo, la empresa afirma que no es viable la actividad de Microson, de modo que la restructuración de personal se verá afectada en todos los departamentos (fabricación de productos Microson, montaje, servicio técnico, I+D…). Solamente pretende hacer una apuesta por la continuidad de la actividad de la fabricación de moldes para retroauriculares (en ningún caso se asegura que esta apuesta asegure su continuidad) y los departamentos que den apoyo a esa actividad, así como un remanente temporal para dar servicio a los productos de la marca Microson tal como marca la ley. En ningún caso se hace entrega de un plan industrial de negocio ni durabilidad.

Dentro de toda la documentación acreditada por la empresa y la que la mesa ha pedido en las anteriores reuniones, constatamos que la empresa simplemente la se enfoca en sus intereses para respaldar el proceso de aniquilación del 65 % de la plantilla. Por ese motivo no hace entrega de la documentación solicitada de la auditoría realizada el año pasado, y se respalda en el término de información “sensible”.

Propuestas para negociar por parte de la empresa

La empresa, desde el principio, dejó claro que la oferta que nos hacía llegar era la mínima legal contemplada en el estatuto: 20 días por año trabajado con un máximo de una anualidad (12 meses).

A fecha de 3 de octubre de 2019 se nos hizo una oferta formal fuera de los términos mínimos legales, que era de 27 días por año trabajado con un máximo de 18 meses de sueldo. Esta oferta se realizó para ver un gesto de buena de fe por parte de la empresa y para que los trabajadores de Microson reconsideráramos la postura adquirida respecto a las huelgas propuestas. Desde la mesa, naturalmente, mostramos que no estábamos conformes con la propuesta, ya que las movilizaciones no solo están previstas por el importe inicial, sino también por la medida aplicada por Amplifon de la aniquilación de 90 puestos de trabajo (65 % de la plantilla) y por el NO avance en las negociaciones.

Desde la mesa se les pidió que nos ofrecieran una propuesta de planes de renta para aquel colectivo de trabajadores cercanos a la edad de jubilación y algún plan de reubicación del personal afectado. La respuesta de la empresa es que no tiene planteado ninguno en la actualidad.

Propuestas por parte de la mesa negociadora

Hoy no hay una oferta firme por nuestra parte, ya que estamos a la espera de que la empresa nos entregue una documentación requerida para realizar una contrapropuesta formal y acorde a las medidas planteadas por la empresa.

Sí es cierto que se tendría que tener en cuenta como requisitos primordiales la voluntariedad y los planes de renta, aunque, tal y como se ha comentado con anterioridad, no existe a día de hoy ninguna previsión al respecto por parte de la empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *