EN MEMORIA DEL CAMARADA PEPE CANO, FALLECIDO EL DÍA 9 DE ABRIL DE 2016

Escrito por Juan Capilla

Nació el día 30 de marzo de 1935 en Tarazona de la Mancha un pueblo de la provincia de Albacete. Allí vivió una infancia bastante triste por la guerra civil y por la dictadura de Franco, que encarceló a sus padres y a su hermano mayor.

Tuvo que trabajar de bien joven, con 12 años y sufrió explotación infantil. Al morir su madre, emigra a Barcelona con una de sus hermanas, a casa de su hermano Antonio, que lo había hecho antes, referente en su vida por los valores que representaba para él y militante del PSUC.

En agosto de 1958, con 23 años, entra a trabajar en la empresa Matacás de San Feliu de Llobregat, de dicada a la fabricación de motores, con una plantilla de 500 trabajadores, la gran mayoría inmigrantes con espíritu rebelde y solidario. Comienza a tener conciencia de clase junto a otros compañeros más veteranos, realizando las primeras asambleas de trabajadores en la puerta de la empresa, donde se discutían las reivindicaciones del personal y sin saberlo, creando las bases de un nuevo estilo sindical en el que los trabajadores participaban democráticamente.

Fue elegido como jurado de empresa en 1963, junto a otros compañeros del PSUC, iniciando un proceso de infiltración en la Central Nacional Sindicalista (CNS), el sindicato vertical. Después fue elegido Presidente de la Junta Social del Metal de San Feliu de Llobregat, lo que le permitió el contacto con otros representantes sindicales de otras empresas. El Movimiento Obrero (MO) se fue cimentando en las reuniones celebradas en la iglesia de Almeda de Cornellá y en 1965 se constituyeron las CCOO del Baix Llobregat, que tomaron forma organizativa con la elección de la Coordinadora, de la cual formó parte junto a otros compañeros como A. García de Siemens (PSUC), F. Ruiz de Cerdán (PSUC), A. González (PSUC), F. Arias (HOAC), entre otros.

Su primera detención fue en 1965, en su casa por la Brigada Político Social y trasladado a la Jefatura Superior de Policía de Barcelona, donde fue torturado, tardó dos meses en poder incorporarse al trabajo a consecuencia de los duros interrogatorios a los que fue sometido. En las elecciones sindicales de 1966, nuevamente salió elegido jurado de empresa en la Matacás. Ostentó la Presidencia del ramo del metal, en representación de la comarca. La estrategia de infiltración en la CNS, propugnada por las CCOO, representó un éxito del MO de la comarca, ocupando la representación sindical en las primeras empresas y localidades.

Desde 1965 formó parte de las comisiones deliberadoras que tenían que negociar con la Patronal los convenios colectivos del metal en el ámbito comarcal y provincial. En 1974 durante la negociación del convenio comarcal y la solidaridad con las empresas Elsa y Solvay, determinó la primera huelga general de la comarca, convocada por los representantes sindicales desde las mismas entrañas del sindicato vertical, durando la huelga varios días y consiguiendo grandes mejoras y la readmisión de todos los despedidos.

En diciembre de 1974 es detenido y encarcelado, junto a otros 23 compañeros, como consecuencia de la convocatoria de un paro general de 24 horas en protesta por la carestía de la vida.

En las elecciones municipales de 1979, el PSUC, obtuvo mayoría absoluta en Cornellá, y fue concejal durante varios meses, dimitiendo para reintegrarse en la empresa Matacás debido a la grave crisis que atravesaba, logrando que al cierre de la empresa Matacás, se incorporaran a la plantilla de la empresa pública PEGASO.

Fue Secretario General del Metal de Cataluña hasta el año 1985. Se incorpora de nuevo a la empresa, formando parte del Comité hasta que, en 1988, con 53 años, pasó a la prejubilación.

Se incorpora después a la Federación de Pensionistas y Jubilados de CCOO y forma parte de la dirección de Cataluña y Estatal. Y ha seguido afiliado a CCOO y al PSUC, partido en el que ingresó en 1962.

El 1 de diciembre de 2016 el sindicato de CCOO del Baix Llobregat, junto a la Associació per la Memoria Histórica y Democrática del Baix Llobregat, le hicimos un homenaje, a nuestro camarada, histórico sindicalista y luchador por las libertades en el Baix Llobregat, en un acto que conmemoró los 40 años de las trascendentales huelgas de 1976. Gracias a camaradas y compañeros como Pepe Cano se consiguió la democracia y la libertad, en este país.

El 22 de diciembre en el Pleno del Ayuntamiento de Cornellá de Llobregat, se aprobó el nombrarlo “Concejal Honorífico de la Ciudad”, con las abstenciones de Ciudadanos y PP. Está previsto realizar un acto en la ciudad, por parte del Ayuntamiento, para darle resonancia pública y que los ciudadanos de Cornellá que quieran, participen en este reconocimiento.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*