Algunas preguntas entorno el concepto de “República Catalana” en el debate de “Un País en Comú”.

Escrit per: Jorge Torres

Por fin tenemos un documento sobre el que poder empezar a discutir, se hará público el próximo domingo con el pistoletazo de salida de la esperanza blanca de las izquierdas en Catalunya, pero no puedo estarme de comentar algunas cosas entorno uno de los pilares y ejes del programa que se nos presenta.  Así me gustaría comentar algunas cosas entorno el concepto de la “República Catalana” en el actual marco político y social catalán.

Lamentablemente opino que la aceptación de ese término lamentablemente lleva a ceder la iniciativa, demuestra la incapacidad táctica y más aún estratégica,  que nos lleva a medrar en un contexto desfavorable como han demostrado los últimos años donde el conflicto social ha ido siendo substituído por el conflicto cultural-nacional y nos deja sin capacidad de salirse del marco teórico y práctico político marcado por un segmento del enemigo de clase (PdCat y ERC) que es el mayoritario en nuestro marco territorial y cultural.

¿Es que no somos capaces de ver que es lo que significa ese término para la inmensa mayoría de la población que votó a “En Comú Podem” en las pasadas dos elecciones generales?

¿Tan díficil es hablar con gente de fuera de los “círculos” y “camarillas” cerrados de la vida política organizativa de vuestro día a día y daros cuenta que cuando la gente lee o ve eso en el momento actual, automáticamente piensan en: “independencia”? Os invito ha hacer el experimento, la respuesta sea positiva o no hacia una posible independencia será inmedianta ¡ Se relaciona inmensamente y mayoritariamente con sólo en eso !

¿Tan difícil es ver, que una cosa es estar de acuerdo con que debe de haber referéndum (y este para ser válido debe ser necesariamente pactado con el Gobierno Central dadas las circunstancias, que la unilateralidad no nos lleva a absolutamente nada bueno) y que otra muy diferente es asumir postulados alienos a tu planteamiento político y más aún de contexto político?

¿Tan díficil es entender que la proclamación de la República en Catalunya viene ligada, o si o también, a la proclamación de la República en el resto de España? ¿Qué nunca se hará de forma unilateral sin que sea, a lo sumo, sueño de una noche de verano?

¿Seremos tan tontos de tirar por el retrete ese elemento positivo que ha costado 4 años de marear la perdiz, arrancar del sano juicio político en esta quilamba de juego institucional que tenemos entre manos llamado “procés”?

¿Cabe recordar que las repúblicas catalanas proclamadas por Macià i Companys se hacían en un sentido muy diferente al que se le está dando y que iban en el sentido de establecer una República Federal a nivel de toda España o incluso de Iberia?

¿Es que nadie sabe los medios de comunicación que tenemos? ¿Es que se piensan que se van a tomar la molestia de estar explicando las letras pequeñas de esa “República Catalana” respecto la otra “República Catalana? ¿Es que nos hemos vuelto ilusos de la noche a la mañana? ¿La torre de babel de ciertos intelectuales nos hacer ser incapaces de ver la diferencia entre el mundo de lo ideal y el mundo de lo real que nos rodea?

Nunca, repito, nunca salió nada bueno en la historia para aquellos que se sumaban a las estrategias marcadas por otros para otros objetivos y fines. Más cuando son tus adversarios y enemigos marcados por el momento histórico de desarrollo de nuestra etapa civilizatoria y expresión de la lucha de clases actual.

Eso es lo que demuestra la estrategia de “La República Catalana” en la que cierta izquierda se amolda aquí en Catalunya. Si el “nuevo” partido de las confluencias en Catalunya asume esos postulados, olvidaros gente de repetir el ser la primera fuerza en votos en Catalunya, olvidaros completamente del “asalto” (o acceder al ejercicio del poder) a las instituciones salvo como 3ª o 4ª fuerza en un gobierno siendo minoría y sin capacidad de mando ¿Es que nadie parece recordar los dos tripartits? ¿Tanto merece la pena un posible gobierno ERC-En Comú? ¿Peti qui peti? ¿A toda costa? ¿Pero no estábamos aquí para otras cosas?

Justo cuando parecía que, contra viento y marea se estaba larvando una táctica y estrategia independiente de la izquierda en Catalunya capaz de generar un discurso propio y un relato propio sobre el que poder relanzar un proyecto de justícia social, política y económica para toda Catalunya y ser esta una punta de lanza para ayudar al resto de España. Justo en este momento, resuenan las voces de la capitulación.

Si estratégicamente son capaces de ganarnos en el debate político en este punto, se cerrará definitivamente la ventana de oportunidad de cambio de los últimos años para Catalunya. Y nos habremos puestos nosotros mismos las cadenas y grilletes. Nos mereceremos perder la llave del cambio para reganar la de los gestores por excelencia de las migajas que quieran dejarnos en este sistema que nos oprime y nos impide desarrollarnos en condiciones mucho más dignas.

Es por ello que debemos ser capaces de plantear una alternativa de proyecto social y nacional para Catalunya para poder salir de esta crisis que nos azota desde hace 8 años primero y para tener proyecto de futuro para el después. Es nuestra responsabilidad ser capaces primero de poner en valor los aliados en este sentido que tenemos en el conjunto de España, sean del PCE, de IU, y no pocos en PODEMOS; En Catalunya de ICV, PODEM y sectores de los Comuns y de EUiA y mucha otra gente sin adscripción política determinada. Se abre el momento del debate y hay que trabajar para explicar esta y muchas otras posiciones.

4 Comments

  1. Completamente de acuerdo, camarada Jorge Torres. Considero que cuando los años del “Madrid nos roba”, por el motivo que fuere, las organizaciones de izquierda de Catalunya no supieron, o no quisieron, o estaban de acuerdo con el eslogan, pero que en definitiva, dejaron que esto calara entre el ciudadano medio. Y ahora existe mucha confusión con los términos entre los ciudadanos de a pie.
    Por ejemplo, no entienden que un comunista esté de acuerdo con el referéndum, pero en contra de la independencia, si ir mas lejos. Cuando esto se aprendía ya, allá por el año 1968 cuando ingresé en el PCE.
    Salud y República.

  2. Bones preguntes. Per a mi, camarades, el problema principal que tenim és que una considerable part de l’esquerra del país s’ ha empassat -sense la menor critica- tot això del “proces” i del “dret a decidir”. Nomes aquest posicionament -hem de suposar que involuntari- al costat dels interessos d’aquesta petita burgesia motivada i de l’infantilisme revolucionari que gira i és mobilitza a l’entorn de la independència de la Catalunya principat, explica que avui pugui plantejar-se aquest absurditat totalment insolidària i molt “supremacista” de la “Republicà catalana”. L’organització política d’ Europa, Espanya i Catalunya nomes te una solució i és la Federal, si ho voleu dir diferent: la construcció d’ una Europa dels pobles, del treballadors i dels ciutadans , contra una Europa dels Estats-Nació, -nous i vells- tutoritzats pel capital.

    • Y esto que comentas en el último párrafo de tu escrito, Ramon, se lo oí decir a Julio Anguita cuando era Secretario General del PCE en la Fiesta en Madrid, sino recuerdo mal, allá por el año 1998. Estaba de acuerdo y continúo estándolo si cabe, ahora un poco mas.
      Salud y República.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*