OFENSIVA CONTRA LOS SALARIOS Y LAS PENSIONES

Escrito por Juan Guil, miembro del PSUC viu
El gobierno y las patronales catalana y española, están imponiendo por la vía de los hechos, recortes continuos en los salarios y en las pensiones. Los Salarios durante este periodo de austeridad han sufrido pérdidas importantes del poder adquisitivo, no es lineal porque depende de cada sector y tamaño de las empresas y sobre todo del nivel de implantación sindical.
La crisis ha hecho estragos en los derechos laborales y en los salarios. La reforma laboral del PP, permite al empresario cerrar empresas y reducir plantillas sin necesidad de la autorización administrativa. Así como que prevalezca el pacto de empresa sobre el de sector, imponiéndose reducciones salariales importantes, casi siempre acompañadas de reducciones de plantilla. Un ejemplo cercano, Panrico. La no retroactividad de los convenios, ha supuesto que las cláusulas de revisión salarial recogidas en los convenios fruto de las conquistas del movimiento obrero, hayan sido suprimidas o negociadas a la baja, para no perderlo todo. Dependiendo siempre de la fuerza sindical en la empresa o sector.
Otra consecuencia ha sido sustituir vía despidos trabajadores con salarios altos y contratar otros con salarios bajos. Despido de 5 y contrato 10 con los salarios de los 5. Sin duda la reforma laboral es el mayor regalo que un gobierno de derechas ha hecho a la patronal. Es un hecho evidente el carácter clasista de este gobierno y CiU ahora PDC, que apoyó las reformas laborales, empeorándolas en muchos casos con sus propuestas.
Se ataca los salarios y las pensiones. Las pensiones sufrieron una perdida en torno 8-10 %. Desde el 2009 al 2016. Lo que da el resultado de que las pensiones hayan sido reducidas en esa proporción. Al cobrar lo mismo, las personas no lo notan inicialmente, pero con el tiempo cada vez les cuesta más llegar a fin de mes.
PP continúa en el gobierno con su misma política impuesta en la legislatura anterior, ahora con el apoyo de Ciudadanos y PSOE. Aunque modifique algo en las decisiones nuevas consolida los sufrimientos, fruto de la pobreza que se padece.
Las pensiones han subido el 2017, el 0,25 %, con una inflación que esta entre 2 y 3 %, por año, lo que supondrá en 4 años, una reducción de las pensiones entre el 8 y 12 %. La subida 0,25%, anual de las pensiones, hace que se llegue al 1 % en 4 años. Esto supondrá que, en los 4 años del PP, la pensión podría sufrir un recorte entre el 7% y el 11%. Si sumamos el resultado anterior sería de entre 15% y el 20% de pérdida de poder adquisitivo.
Solamente subirían las pensiones por encima del 0,25% si los ingresos y gastos se igualan, según la ley de factor de sostenibilidad. Pero Incluso cumpliéndose las previsiones del gobierno, en los 4 años aumentarían en dos millones más de cotizantes, no cubriría el déficit entre ingreso y gasto en torno a los 19.000 millones de Euros. De los nuevos pensionistas, la mayor parte son con cotizaciones por encima de la media de la pensión actual. Los cotizantes actuales el 75 % o más son con salarios bajos, y de ellos un tercio de contratos a tiempo parcial, lo que supone cotizaciones mínimas. El déficit existirá y se mantendrá el desfase entre ingreso y gasto y subirán las pensiones el 0,25% los 4 años. Con el problema añadido de que no habrá ni un euro en el fondo de reserva. A partir del 2018 veremos cómo el gobierno cubre ese déficit entre gasto e ingresos, y si cumple el mandato constitucional de asegurar y garantizar las pensiones.

1 Comment

  1. Teniendo en cuenta, que el granero de votos para la derecha, radica, en muy buena parte, en los pensionistas, los Partidos de la izquierda (PCE, PSUC-Viu, Izquierda Unida y Podemos) deberíamos hacer lo que haga falta para que este colectivo se concienciara de una puñetera vez, de quien es el enemigo de los pensionistas y de todos los de abajo.
    Salud y República.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*