Movilización, pensiones y el ministro Escrivá

Por Juan Guil, responsable de pensionistas del PSUC viu

Los sindicatos CCOO y UGT han convocado movilizaciones para el 12 de febrero delante de las subdelegaciones del Gobierno, por la derogación de la reforma laboral, la subida del salario mínimo y la reforma de las pensiones del 2013 como principales reivindicaciones.

El 25 de noviembre se llevó a cabo la primera movilización de las distintas plataformas de pensionistas encabezadas por Mareas en Catalunya y COESPE en el Estado. Concentraciones en las sedes de la Seguridad Social, plazas y ayuntamientos con el lema principal “NO al Pacto de Toledo”.

Para que estas movilizaciones lleguen al máximo de personas trabajadoras y pensionistas, es imprescindible buscar confluencia y unidad de acción en la calle entre los sindicatos y las distintas plataformas, sobre la base de un programa de mínimos que recoja las demandas comprometidas en el programa de gobierno y en las campañas electorales que hizo el PSOE. Esto supondría avances importantes de derechos laborales y sociales. La división y el hecho de que prevalezca el protagonismo sobre los intereses que se defienden supondrán que estas acciones carezcan de influencia en la sociedad y en el PSOE. Se han de fortalecer las posiciones del grupo parlamentario de Unidas Podemos como la fuerza política que se enfrenta a los poderes económicos y empresariales y la que defiende nuestros intereses en la sociedad y en el Gobierno progresista.

El ministro Javier Escrivá ha contribuido con sus propuestas, no incluidas en los acuerdos del pacto de Toledo, a fomentar el descontento del movimiento de pensionistas, Mareas y plataformas. Defiende ampliar a 35 años el cálculo de la pensión, sumándose así a la reforma del 2013, que lo subió de 15 a 25 años. La suma de ambos factores sería un duro golpe a las pensiones de los nuevos pensionistas. Esta propuesta que no ha sido incluida en el informe remitido a la Unión Europea para recibir las ayudas de los l40.000 millones de euros. El ministro insiste en la defensa de los planes privados de pensiones, utilizando recursos públicos para su financiación, pretendiendo subir a 10.000 euros las bonificaciones y creando con ello descontento y confusión, cuando el pacto de Toledo las bajó de 8000 a 2000 euros.

Las movilizaciones son necesarias y deben tener un objetivo claro. Deben llevar demandas viables en el contexto político, económico y social que vivimos. Tenemos un Gobierno con un programa progresista, cuya aplicación está suponiendo mejoras, con medidas económicas ante la crisis del coronavirus para reducir todo lo posible el impacto en la clase trabajadora, que ya sufrió la crisis del 2008-2010. El desarrollo del programa de Gobierno, donde hay dos ministros del PCE- IU en el grupo parlamentario de Unidas Podemos, está contribuyendo a este objetivo.

Aunque no lo reconozca un sector del movimiento de los pensionistas, parte de sus demandas están recogidas en el Pacto de Toledo. Los diputados que integran Unidas Podemos defenderán en el Parlamento las mejoras de lo acordado en las 22 recomendaciones. Todas estas movilizaciones deberían apoyar los aspectos beneficiosos para los pensionistas y otros colectivos, e influir en el desarrollo legislativo y no negar la existencia de avances de las recomendaciones aprobadas por amplísima mayoría en la comisión del Pacto de Toledo del Congreso, solo con los votos en contra de VOX.

Entre los temas más importantes está la creación de una ley que regule la subida de las pensiones según el IPC, la transferencia de recursos presupuestarios en épocas de crisis a la Seguridad Social, la propuesta para reducir la brecha de género y la eliminación en 3 años de los gastos impropios (medida que se aplicará de aquí al 2023, habiéndose ya efectuado la primera transferencia de 12.000 euros a la Seguridad Social)

Otra medida importante ha sido la mejora del poder adquisitivo de las pensiones del 1,4 % en el 2020, debido a que la inflación bajó un 0,5 % y la pensión subió un 0,9 %. El ministro de la Seguridad Social ya ha anunciado que esta medida no volverá repetirse porque, si la inflación es inferior a la subida de la pensión, esta debe reducirse. Este ministro está haciendo méritos más que suficientes para que le pidamos la dimisión; no es posible que continuamente esté haciendo propuestas perjudiciales para los pensionistas y el sistema público de pensiones.

Una Respuesta a “Movilización, pensiones y el ministro Escrivá”

  1. Colaboro con Coespe, voto IU-UP y no veo las bondades del Pacto de Toledo y sus recomendaciones y solo el hecho de que UP esté en el gobierno explica la mesura de Podemos y de IU.
    La subida del 0,9 % la ha ganado el movimiento pensionista a pulso estando en la calle desde hace tres años, lunes a lunes, con lluvia, nieve , sol o viento… en todo el Estado, desde 5 hasta 100. de 3 o 200 en la plaza.
    Me consta que muchos compañeros del pce vienen.
    Los planes de pensiones de empresa son buenos? se acaba la brecha de género? leed bien la letra pequeña porfa etc etc.
    Y los que cobran por hacer planes de pensiones.. 2 millones por cabeza y año? ahora toca… Si Marcelino levantara la cabeza… o Anguita…
    GOBIERNE QUIEN GOBIERNE LAS PENSIONES PÚBLICAS SE DEFIENDEN, compañeros y amigos de corazón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *