OTAN, el instrumento militar al servicio de EEUU

                   Juan Guil, miembro del Comité Central del PSUC viu

A finales de junio se celebrará la cumbre de la OTAN en Madrid; Margarita Robles, ministra de defensa del estado español, bautiza este acontecimiento como muy importante para la paz, demostrando que, o no conoce la historia de la OTAN o bien, se pliega a los intereses de los EEUU como potencia bélica, causante de millones de muertes en decenas de países ocupados militarmente, apoyando y participando en golpes de estados.

La entrada de España en la OTAN se efectuó por la puerta de atrás. Leopoldo Calvo Sotelo, sustituto Adolfo Suárez inmediatamente después del golpe de estado de Tejero, solicitó el ingreso en la OTAN el 10 de diciembre de 1981, aprobado por el parlamento con los votos de UCD, Alianza Popular, CiU y PNV con los votos en contra del PSOE, PCE-PSUC y ERC.  Esta toma de decisión estuvo relacionada con el golpe militar de Tejero del 23 de febrero, donde se cohesionaron las distintas corrientes del franquismo, imponiendo el ingreso de España en la OTAN, tal y como sucedió el 30 de mayo de 1982.

El cambio del PSOE se dio rompiendo su promesa electoral, pasando del No a la OTAN, a defender la permanencia de España en este Instrumento militar, posición que aún mantiene y le cuesta al estado miles de millones de euros en material bélico que impone a sus integrantes este organismo. Esto llevó a continuas diferencias entre PSOE, liderado por Felipe González presidente del gobierno desde 1982 hasta 1996, e Izquierda unida, recién constituida en abril 1986, donde los principales impulsores de ese gran movimiento unitario anti-OTAN encabezaron la creación de IU después del referéndum celebrado en abril de ese mismo año.

Los medios de comunicación conocen las posiciones de Unidas Podemos y PSOE, los cuales, a pesar de ser plenamente conscientes de sus diferencias, constituyen el gobierno progresista. Ambas partes deben respetar los compromisos pactados en el programa de gobierno, teniendo la plena libertad en las materias no incluidas mediante este acuerdo. Dicho pacto de gobierno, con todos sus inconvenientes y diferencias, resulta ser el único camino posible en el actual contexto político para impedir el acceso de la derecha y la ultraderecha al gobierno, la cual significaría la vuelta a las políticas regresivas de recortes y austeridad en derechos sociales y laborales.

Los medios de comunicación resaltan continuamente, las diferencias entre las dos organizaciones que conforman gobierno, con preguntas sobre las posiciones de cada uno, una práctica más que habitual por parte de los principales medios de comunicación. La cumbre de la OTAN se utiliza para resaltar las distintas posiciones, manipulando en ocasiones la información. 

Margarita Robles aporta su granito de arena, basándose en las informaciones periodísticas de preguntas a ministros y ministras de Unidas Podemos, las responden en tono desagradable, obviando la historia del ingreso de España en la OTAN. Robles ha dicho: ≪la OTAN es una alianza para la paz, digan lo que digan algunos≫, la responsable de defensa define los 40 años de pertenencia de España a la OTAN como un “balance de orgullo y satisfacción”, olvidando de su existencia como instrumento militar. 

La OTAN es el instrumento militar que más muertes y desastres humanitarios ha ocasionado en el mundo, interviniendo como OTAN o como EEUU,  estando detrás de todos los golpes de estado en América Latina y otras partes del mundo, ocupando países militarmente, bombardeando países como Irak y Libia, entren tantos países, siendo el soporte principal de Israel, que está masacrando al pueblo palestino para ocupar su territorio, ante la pasividad de las naciones unidas, su historia esta llena de intervenciones militares.

Olvida la ministra el fuerte movimiento unitario contra la entrada de España en la OTAN, a partir de 1981, creando la plataforma OTAN-NO, impulsado por los partidos de izquierda, movimiento vecinal, movimiento antimilitarista, CCOO entre otros sindicatos. Olvida que el PSOE se opuso a la entrada de España en la OTAN cuando se votó en el parlamento en diciembre de 1981, que en una gran cantidad de lugares participó en dichas plataformas. En 1986 el gobierno del PSOE cambió su posición obligada por la presión social y convocó el referéndum apoyando la entrada de España en la OTAN.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *